Hört der Regen auf Strasse zu füllen

Entradas etiquetadas como ‘Maradona’

Crónica de una muerte anunciada

El mundial de Sudáfrica nos está regalando maravillosas sorpresas conforme las rondas pasan y se acerca la esperada final. La escandalosa eliminación de Francia en la primera ronda, la vuelta a casa antes de tiempo de Italia  y el papelón, exceptuando a Ghana, que realizaron los equipos africanos quedando fuera en primera ronda ya quedaron atrás; ahora están los que verdaderamente tienen posibilidades y la cosa se pone buena.

La llegada de Argentina a los cuartos de final  venía respaldada por goleadas a México, a Korea del Sur y unas buenas presentaciones ante Grecia y Nigeria. Además de ganar estos partidos, Argentina venía desplegando un fútbol bastante atractivo que le daba ilusiones a su hinchada de que el título podía ser ganado nuevamente por la albiceleste.

Al parecer las malas presentaciones dadas por Argentina en la eliminatoria mundialista habían quedado atrás y Maradona se había pulido un poco en su rol como técnico. Todos se ilusionaron, excepto yo. Los argentinos fiel a su ego y su romántica sensación de superioridad que les caracteriza culturalmente creyeron que las cosas se podían dar y que Diego era el apropiado para motivar al seleccionado por ser el ícono de la sociedad futbolera argentina, y por qué no, del mundo.

El destino los llevó a enfrentar en los cuartos de final a una Alemania de la cual pocos hablaban pero que su tradición e historia imponen a sus jugadores la necesidad de dar el todo por el todo. Los suramericanos entraron a la cancha siendo el favorito en las apuestas y con su máxima estrella, Messi, se  creyó que la mesa estaba servida para que el equipo del sur llegara a la semifinal, pero no contaron con el potencial y la garra alemana.

El partido comenzó con un gol tempranero de Alemania y de allí en adelante, salvo pinceladas y unos pocos chutes por parte de los suramericanos al comenzar el segundo tiempo, todo fue del equipo Europeo. La desesperación en los rostros de los argentinos fue visible conforme el tiempo pasaba y los alemanes marcaban gol tras gol con un fútbol organizado y equilibrado. Las lágrimas comenzaron a desplazarse en las mejillas de Maradona en los últimos minutos y el pitazo final sentenció el fracaso argentino de la mano de su ídolo.

Todo fue desesperación y frustración  pero ¿Esto no era previsible? ¿Se le podía pedir más a esta Argentina? No lo creo. La eliminatoria de la mano de Maradona fue pésima y el fútbol desarrollado desde su llegada a la selección fue paupérrimo. No había gol, no había juego y mucho menos calidad.  Clasificaron por la simple inercia de la calidad de sus jugadores pero de fútbol poco o nada.

En el mundial hubo muchas mejoras en comparación con la Argentina de la eliminatoria, pero no fue suficiente. Bastó que se le plantara al frente una selección de prestigio y respeto, cosa que no sucedió ni en la fase de grupos ni en los octavos de final, para que se le notaran las costuras y fuese goleada, desnudando así, sus falencias.

La eliminación de Argentina deja dos conclusiones lógicas: haber sido buen jugador no quiere decir que puedas ser un buen técnico, y Maradona no lo fue. La segunda y más importante: el fútbol debe ser manejado por los que saben de fútbol y no por personas con carisma y amada por las multitudes porque lo que se intentará es construir una quimera que sólo los ciegos no querrán ver. Para mí, como para otros muchos, la eliminación de Argentina no fue para nada sorpresiva; simplemente fue, la crónica de una muerte anunciada.