Hört der Regen auf Strasse zu füllen

Entradas etiquetadas como ‘Inter’

La cuerda siempre se rompe…

Ya es oficial, el presidente del Inter de Milán, Massimo Moratti, destituyó como director técnico al español Rafa Benítez tras los malos resultados y la irregularidad futbolística que aqueja desde comienzos de temporada al equipo de Milán. Los rumores de su salida se regaban por todos los medios de comunicación pero no fue hasta hoy que se hizo oficial y el ibérico tuvo que hacer las maletas.

La temporada del equipo es nefasta. Tras ser el conjunto más poderoso de Italia en los últimos cinco años, ahora se encuentra en la séptima posición de la Seria A y el fútbol desplegado por la escuadra es bastante mediocre. A pesar de haberse proclamado campeón del mundo en el Mundial de Clubes, esto no le pareció suficiente mérito al presidente de la entidad italiana e hizo que Benítez se despidiera de Italia con una amarga experiencia a sus espaldas.

A pesar de que el funcionamiento del equipo no era el mejor y los resultados no se estaban dando, que despidieran al español en apenas tres meses que llevaba al frente del equipo es una locura. Hay que ser justos con Benítez y debemos aclarar que enfrentó la temporada con jugadores importantísimos en el andar del equipo lesionados; bajas como la de Julio Cesar, Sneidjer, Walter Samuel, Diego Milito, Thiago Motta, entre otros jugadores de menos renombre fueron problemas difíciles de solucionar en una plantilla tan corta como la del Inter.

El técnico intentó hacer parches dentro de la alineación y cambió de posición a varios jugadores para tratar de encontrar el mejor funcionamiento y luchar lo más arriba posible en la tabla: no fue así. El equipo se veía plano y sin ideas; el mal momento del armador, Sneidjer, ha sido clave para que no se logre encontrar el juego esperado y jugadores como Pandev o Eto ó han tenido que sacrificarse para intentar solucionar la falta de ideas dentro de la cancha.

Aparte de los problemas de lesiones, Benítez fue claro con el presidente del club y le dijo que necesitaba tres refuerzos para encontrar el juego que todos los hinchas esperaban; pidió un defensa, un mediocampo por derecha y un delantero para tratar de solucionar la falta de gol. Moratti le falló y ninguno de los jugadores que pidió llegó al equipo.

Es lógico pensar que es necesario un recambio en la plantilla ya que el conjunto tiene una media que supera los 28 años y los veteranos no estarán al cien por cien para siempre; pero el presidente no está de acuerdo con dicho pensamiento y se niega a fichar nuevos jugadores.

Si bien el Inter venía de ganar todo con Mourinho, hay que tener en cuenta que cuando se produce un cambio de técnico lo más probable es que a la escuadra le cueste un poco arrancar; son nuevas ideas, nuevas tácticas y nuevas formas de ver el juego: ningún entrenador aprecia de igual manera el fútbol.

A mi parecer, era muy pronto para saber si el equipo funcionaria o no con el español, Benítez es un técnico con mucha trayectoria y recorrido que ha dejado bastante claro las capacidades que tiene para dirigir en los diferentes clubes que ha estado. Haberle rescindido el contrato fue una decisión apresurada y muy pasional, sin si quiera un poco de racionalidad de por medio. Cuando se comienza un proyecto, antes de los jugadores y el dinero lo primero que se necesita es paciencia y confianza, cosa que Moratti nunca le dio al entrenador ¿Cómo saber si este Inter de verdad iba a funcionar o no en apenas tres meses de trabajo, en los cuales jugadores claves estuvieron fuera por lesión? Difícil de saber.

Para terminar de oscurecer el panorama, todo parece indicar que el nuevo técnico del conjunto Neroazzuro será Leonardo, el cual fue entrenador del Milan A.C el año pasado logrando una decorosa campaña. Nada mal para un novato que afrontaba su primera temporada como entrenador, pero ¿ De verdad se puede tener en cuenta a un hombre como Leonardo con el poco recorrido que tiene para dirigir a un grande que viene de ganar todo el año pasado? Me parece una locura por parte de la entidad interista.

A Moratti lo atacó la peste que recorre el mundo del fútbol últimamente: La impaciencia. La experiencia que nos ha dejado este deporte es que siempre es bueno darle continuidad a los proyectos y dejar que sean ellos mismos los que se descarten y dejen hueco para uno nuevo.

Algo sí está claro y es que este equipo necesita refuerzos, y los necesita ya. No es una cuestión de estrategas lo que afecta al conjunto sino la falta de jugadores para intentar repuntar y luchar hasta el final por los objetivos que un grande como el Inter debe perseguir temporada tras temporada.

Moratti se ha equivocado de diagnóstico y ha hecho pagar los platos rotos al que menos culpa tiene en toda esta crisis: El Técnico, pero como dice el dicho: La cuerda siempre se rompe por el lado más débil.

¡Feliz Navidad!

Pronto nos veremos…