Hört der Regen auf Strasse zu füllen

Entradas etiquetadas como ‘Ibrahimovic’

El paquete sueco

Mis amigos de la universidad no lo podrán aceptar y lo más probable es que me envíen a mi correo electrónico la cantidad más impensada de links en donde se puedan observar sus golazos y todos aquellos regates que los atontan, les hacen perder la razón y no los dejan ver aquella realidad de la que tanto huyen pero que la estadística hace visible, muy a su pesar.

Nadie creyó, ni lo creerán ahorita, aunque las pruebas que saltan a la vista, mis advertencias con respecto a Zlatan Ibrahimovic; decían que me tenía que dedicar a otra cosa, que yo no sabía apreciar a un buen jugador de fútbol, y lo que es peor, me incitaron a que viera otros deportes porque “lo mío no era el balompié”.

Una de las grandes características que posee el fútbol es que siempre da revancha y los que te tildaban de loco ayer pueden ser ahora los primeros en ir cabizbajos frente a ti y ofrecerte aquella frase mágica que te negaron en el pasado: “Tienes razón”.

Toda esta acotación tiene una razón de ser. En el actual mercado de fichajes el sueco Ibrahimovic está como transferible para el FC Barcelona, lo que la temporada pasada era el fichaje estrella ahora es un peso que la entidad catalana se quiere sacar de encima lo más pronto posible. Acepto, nunca pensé que Pep Guardiola recapacitaría tan rápido de su pésima decisión y que en apenas transcurrido un año de su “Fichaje estrella” ya tomase la decisión de declararlo prescindible para el equipo blaugrana.

Sin lugar a dudas, Ibrahimovic es un jugador corpulento, de buena estatura, de gran regate y va muy bien de cabeza, lo que nos da a entender que es un atleta capacitado para triunfar en cualquier equipo grande. Lo que muchos se negaron y se niegan a aceptar- inclusive un técnico de gran prestigio como Guardiola- es que Zlatan es un hombre que evita los compromisos, que se niega a ser el referente del equipo cuando más se le necesita y que por momento pareciese ser mezquino y ególatra, en fin: Un pecho frío.

Que mis amigos no logren comprender mis razones no me parece descabellado, lo que me parece realmente ilógico es que directores técnicos de gran calibre como Mourinho o Guardiola les haya costado tanto tiempo ver esta faceta del sueco que un humilde aficionado al fútbol como yo observa de manera tan clara.

Ahora el Barca lucha contra el reloj para sacarse de encima a este jugador que le costó una cantidad de dinero desorbitante antes de que el mercado de fichajes cierre. Todo parece indicar que es el Milán el que más interesado está por los servicios de Zlatan e intentan llegar a un acuerdo para hacerse con él con una chequera bastante mermada para los 50 millones que pide el FC Barcelona.

No sé, quizás estoy embriagado por mi “victoria” o por la “lección” que le acabo de propinar a mis compañeros de clase pero estoy convencido que indiferentemente adónde vaya Ibrahimovic seguirá siendo el mismo jugador tibio que nos regalará unas cuantas pinceladas de buen fútbol al año y poco más.

Igual no me dejo guiar del todo por mi sentimiento triunfalista porque sé que en cualquier momento pudiera ser yo el que le estreche mi mano a algún compañero como indicio de derrota, pero mientras eso suceda sólo espero el momento de verme con ellos y decirles con cara de erudito: “Yo se los dije”

Anuncios