Hört der Regen auf Strasse zu füllen

Entradas etiquetadas como ‘cuba’

Las razones del odio

Este fin de semana me encontré con uno de mis parientes. Yendo en contra de todo el pensamiento y la opinión que compartimos en la familia, él es uno de los pocos que apoya incondicionalmente al régimen que nos gobierna en la actualidad.

Puedo decir a su favor que es un chavista estudiado; no es de esos que se ponen una camisa roja y salen a la calle a gritar consignas a favor del gobierno cuando muchos de los que lo hacen no tienen ni la más remota idea de qué significa en verdad la palabra revolución, de quién es Marx, en qué consta un gobierno de izquierda y muchos menos sabrán lo que significa vivir en comunismo.

Me imagino que este familiar apoyará este disparate de gobierno por ese afán de cambiar el mundo que a muchos de los adolescentes les da cuando aún no han vivido lo suficiente y todavía no se enteran que el comunismo es muy lindo en el papel, pero cuando la llevamos a la práctica no hace más que crear estragos y producir pobreza en la población. Yo creo que es por eso que este querido familiar se apega a los ideales de la izquierda, porque piensa, como cualquier militante del PSUV, que estos “políticos corruptos” que han manejado el país hasta la famosa “Cuarta República” sólo han generado corrupción y desigualdad en la nación.

Ésta sería la típica postura que todo comunista y revolucionario de este país tomaría para dar respuesta al porqué de la pobreza que nos ha azotado a lo largo de nuestra historia. Pero la cosa no terminaría allí; como cualquier comunista que defiende sus ideales, este familiar pone como ejemplo de vanguardia política y económica a la isla revolucionaria, igualitaria y feliz de Cuba. Yo, siendo un hombre de ideales capitalistas y neoliberales, no hice más que reírme de dicho disparate, y, a continuación, le expresé mi opinión con respecto a este comentario tan distante de la realidad cubana.

Odio todo lo que tenga que ver con el sistema político que rige en Cuba- y en todos los países comunistas en general- por razones muy básicas: no puedo concebir que en un país los ciudadanos no puedan salir a la calle a manifestar abiertamente sus diferencias en contra de las políticas de Estado. No puedo apoyar un país donde la libertad de expresión está vetada y los medios de comunicación son un instrumento del gobierno que se manejan a su antojo. No puedo hablar bien de un sistema político que consta solamente de un partido político (Partido Comunista). No se puede apoyar a un gobierno que suprime el sufragio universal. No se puede llamar democrático a un país en donde se llama a elecciones y sólo existe un candidato en la papeleta. No se puede respetar a un gobierno que no permite la propiedad privada y reprime la voluntad individual. No se puede abogar a favor de un gobierno que estatiza los medios de producción y no deja que se fabrique nada sin su consentimiento. No se puede apoyar a un sistema político que no le brinda oportunidades a su pueblo y sólo le ofrece una “cartilla de racionamiento”. No se puede defender a un gobierno que no le permite la libre entrada y salida a sus ciudadanos de “su” propio país. En fin, no se puede hablar a favor de una idea política que reprime las libertades de su pueblo.

Éstas son las razones de mi odio a todo lo referente a la Cuba Castrista y a su modelo económico que mata de hambre y hace vivir a sus ciudadanos con una mordaza en la boca y con un rostro que refleja pánico cada vez que se habla de política en la isla. Mi familiar no aceptó mis razones y las rechazó de manera tajante expresando que esos argumentos eran inválidos y que Cuba era el país maravilloso que nuestro presidente comenta hasta el cansancio todos los domingos en su programa Aló Presidente.

Como yo no soy el dueño de las verdades absolutas, les dejó todo esto a su criterio; eso sí, dejando una pregunta en el aire ¿Se les parece a algo todo lo descrito anteriormente? Cualquier parentesco con nuestra realidad, es pura coincidencia ¡Se los juro!
Pronto nos veremos…

Anuncios